Ediciones Saltadera

Saltadera (en asturiano, «paso practicable en un muro o cierre para salvarlo») se organiza en 2007 con la idea inicial de hacer programas para televisión y algún libro. Detrás de la aventura está Antón García, que lleva su vida acumulando experiencia editorial, aprendiendo: con diecisiete años, en 1978, publicó su primera revista, Criterios, participando después en otras iniciativas: Gávula, los cuadernos de la tertulia Oliver, Adréi… Llibros de Frou (1983-1986) fue su primer sello editorial, al que siguió Ediciones Trabe (1992) que fundó y dirigió hasta 2007. Trabe, que sigue viva y en buenas manos, contribuyó notablemente a normalizar el sector del libro en asturiano.

Con Saltadera Antón García quería pasar página y hacer otras cosas, por ejemplo televisión, para la que trabaja actualmente como productor. Pero la página, tinta y papel, atrapa y no resultó difícil, para quien piensa su vida en libros, regresar a ellos si es que alguna vez llegó a alejarse. Primero hubo algún proyecto suelto en castellano, después la revista asturiana de cultura Campo de los Patos… Las colecciones iban creciendo hasta que hubo que tomar la decisión: volver a editar con criterios profesionales. Sin dejar el compromiso personal con la lengua asturiana, la suya de cultura, Antón García siempre quiso editar también en español, y Saltadera le brinda ahora esta posibilidad: «Oscuro dominio» (un homenaje a Juan Larrea y a Eugénio de Andrade) se llama la colección de poesía que dirige la poeta Alba González Sanz; «Arenas movedizas» la de ensayo que dirige el poeta y crítico Martín López-Vega. No son las únicas colecciones que hay en esta casa, Saltadera, pero pueden ser muy bien el emblema de un tiempo nuevo para una empresa que ya alcanza los diez años de vida.

*

Saltadera (n’asturianu, «pasu practicable nun muriu o zarru pa salvalu») naz en 2007 cola idea inicial de facer programes pa televisión y dalgún llibru. Detrás de l’aventura ta Antón García, que lleva la vida atropando esperiencia editorial, deprendiendo: con diecisiete años, en 1978, publicó la primer revista, Criterios, participando depués n’otres iniciatives: Gávula, los cuadiernos de la tertulia Oliver, Adréi… Llibros de Frou (1983-1986) foi’l so primer sellu editorial, al que siguió Ediciones Trabe (1992) que fundó y llevó hasta 2007. Trabe, que sigue viva y en bones manes, contribuyó notablemente a normalizar el sector del llibru n’asturianu.

Con Saltadera Antón García quería pasar páxina y facer otres coses, por casu televisión, pa la que trabaya anguaño como productor. Pero la páxina, tinta y papel, atrapa y nun resultó difícil, pa quien piensa la vida en llibros, volver a ellos si ye que dalguna vegada llegó a apartase. Primero hubo dalgún proxectu sueltu en castellanu, depués la revista asturiana de cultura Campo de los Patos… Les colecciones diben medrando hasta qu’hubo que tomar la decisión: volver a editar con criteriu profesional. Ensin dexar el compromisu personal cola llingua asturiana, la suya de cultura, Antón García siempre quixo editar tamién n’español, y Saltadera brínda-y esta posibilidá: «Oscuro dominio» (un homenaxe a Juan Larrea y a Eugénio de Andrade) llámase la colección de poesía que dirixe la poeta Alba González Sanz; «Arenas movedizas» la d’ensayu que dirixe’l poeta y críticu Martín López-Vega. Nun son les úniques colecciones qu’hai nesta casa, Saltadera, pero pueden ser mui bien l’emblema d’un tiempu nuevu pa una empresa que yá algama los diez años de vida.